Según la Ley Orgánica de Protección de Datos 15/1999 toda empresa está obligada a proteger y tratar los datos personales que maneja de forma que respeten las libertades públicas y derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar.

¿A quién aplica esta ley?: La ley aplica a cualquier empresa, ya sea pública o privada, que use datos de carácter personal. En ocasiones autónomos o empresarios pueden plantearse si para la actividad que realizan se ven afectados por dicha normativa; y es que a veces no somos totalmente conscientes de la información personal que manejamos.

Se consideran datos de carácter personal a cualquier información concerniente a personas físicas (no empresas) identificadas e identificables, es decir que encontramos datos personales en nóminas, contratos, fichas de clientes, albaranes y contratos con proveedores, o incluso en las imágenes grabadas por una cámara de videovigilancia.

Teniendo en cuenta esto, ninguna actividad laboral queda exenta de cumplir con la ley orgánica de protección de datos (LOPD) y de hacer un tratamiento adecuado de los datos personales.

¿Que necesito para cumplir con la LOPD?

– Notificar los ficheros con datos personales en el Registro de la Agencia Española de Protección de Datos. –  Crear e implantar un documento de seguridad en el que se indique que medidas se toman para el correcto tratamiento de los datos. (Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre)


– Facilitar los derechos ARCO de los usuarios: Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición.

– Revisar el correcto funcionamiento del sistema de protección de datos personales.

¿Que podría ocurrir si hago caso omiso de la LOPD?: En este caso nos exponemos a una multa que en el peor de los casos podrías llegar hasta los 600.000 Euros:

– Infracciones leves: 601 – 60.101 Euros

– Infracciones graves: 60.101 – 300.506 Euros

– Infracciones muy graves: 601.012 Euros

Otras Noticias